30.000 euros recuperados en tarjetas revolving en Cantabria

30.000 euros recuperados en tarjetas revolving en Cantabria

tarjetas revolving cantabria

Las tarjetas revolving son la gran trampa ideada por las entidades bancarias. También la más abusiva de los últimos tiempos. Se trata de tarjetas de crédito que prometen la compra a plazos, emitidas por bancos y grandes multinacionales, principalmente. Ejemplo de ello son tarjetas como wizink, Carrefour pass o CofidisSánchez-Pego Abogados ha logrado recuperar 30.000 euros en tarjetas revolving en Cantabria, en una única sentencia que ha sido ganada a favor de un cliente.

¿Cómo funcionan las tarjetas revolving? El engaño reside en que, en teoría, el particular decide cuánto dinero va a abonar periódicamente y se le aplica un interés muy por encima al que existe en el mercado, justificado por el banco en que “así se ha pactado en el contrato”. Lo que ocurre es que el contrato suele tener una letra milimétrica que explica de forma muy ambigua el sistema de cobro. Y al tener unos intereses tan sumamente elevados, nunca se deja de pagar y la deuda se alarga indefinidamente. 

El punto de partida fue la sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2020 que declaró que el interés de una tarjeta de este tipo era abusivo. Ante esta situación, el 2 de enero entró en vigor una normativa basada en la necesidad de que este tipo de contratos sean claros y transparentes. Pero a pesar de que los tribunales son tajantes, las entidades bancarias hacen caso omiso y siguen aprovechándose de la buena fe de los consumidores. 

Desde Sánchez-Pego Abogados nos encargamos de reclamar la nulidad del contrato, por ser abusivo, así como la devolución de los intereses pagados, pudiendo llegar a recibir más de 30.000 euros por el cobro indebido por este tipo de entidades, como recientemente le ha ocurrido a uno de nuestros clientes, siendo el fallo de la sentencia la declaración de la nulidad del contrato, la condena a la entidad bancaria a abonar al demandante la cantidad que exceda del capital prestado más los intereses legales y la imposición de costas a la parte demandada, lo cual ascendía en este caso, como hemos indicado, a más de 30.000 euros. 

Este solo es uno de los más de 350 casos de tarjetas revolving en Cantabria que hemos defendido ante los tribunales y que el despacho ha obtenido sentencia condenatoria para los prestamistas. 

Si tienes una tarjeta de este tipo, no permitas que te sigan engañando: Llámanos sin compromiso.

Ir arriba